Último error: abandonar una partida ganada

Con inesperada frecuencia, se abandonan partidas en el preciso instante en que se podían forzar unas tablas a última hora o incluso era posible ganar.

Cuanto más maduro y experimentado es el ajedrecista, menos cree en milagros. Demasiado bien sabe por la práctica cómo acaba el último acto. Además, también piensa en su honor, en que no quiere ser objeto de mofa en la sala del torneo, en que también en las derrotas debe comportarse como un auténtico caballero.

Así pues, ¿!es hora de abandonar!?

¡Alto, no tan deprisa!

¡Examinemos la posición una vez más! ¿Se han sondeado de verdad todas las posibilidades?

Para buscar los recursos escondidos se necesita una mente fría, sobria, que siga estando en condiciones de pensar. Eso supone calcular también las jugadas ilógicas, repasar los “agujeros” del adversario e incluir todas las posibles jugadas intermedias.

En este artículo vamos a ver una docena de ejemplos de rendición en posiciones ganadas.

En la octava ronda del León Masters 2018, Jaime Latasa Santos se defendió obstinadamente en un final muy desagradable para él contra su compatriota Francisco Vallejo Pons, el más fuerte entre los grandes maestros españoles. En un momento, el negro se equivocó gravemente e inmediatamente se encontró en una posición perdedora. Ambos jugadores de ajedrez creyeron que las blancas ganaban fácilmente y el negro abandonó tras 68.Th8+.

Sin embargo, 68… Rxh8 y si 69.Rxg6+ entonces 69… Txe5 controlando la casilla de coronación del peón y ganando la partida.

Una muestra aún más reciente. En la sexta ronda del Dutch Open 2019, el MF alemán Rainer Odendahl se enfrentó al gran maestro ruso Vyacheslav Ikonnikov. La rendición de la partida por parte de Odendahl en el medio juego no fue una sorpresa. Sin embargo, el golpe táctico 36… Dxg3??, que decidió el resultado de la pelea a favor de los rusos, como resultó más tarde, es un terrible error de cálculo.

Loading embedded chess game...

Después de 37.fxg3 f2+ 38.Rf1 las negras no tienen nada: el caballo en e1 no permite Ag2, y en el caso 38… fxe1=D+ el rey blanco huye y se esconde en el flanco de dama 39.Rxe1 Tf1+ 40.Rd2.

La finalización de la siguiente partida entre Ignatz Von Popiel - G. Marco, es el ejemplo más antiguo y probablemente el más famoso de abandono en una posición ganada:

Loading embedded chess game...

El alfil en d4 fue atacado tres veces y solo dos veces defendido. Al no encontrar la manera de salvar la pieza, el negro se rindió. Y podían ganar el juego!. La continuación 36… Ag1 crea una amenaza de mate en un movimiento y determina la ventaja material de las negras que es suficiente para la victoria: 37.Rxg1 Txd3 38.Axd3 Axe4 39.Axe4 Dxe4.

El maestro mexicano del siglo pasado, Carlos Torre, es ampliamente conocido por su pérdida de la partida contra Edwin Ziegler Adams en 1920. Esta pelea es curiosa como un ejemplo práctico sobre el tema de la distracción.

Loading embedded chess game...

Además de la derrota en el juego Adams-Torre, otra derrota mexicana pasó a la historia del ajedrez, en este caso contra Frank Parker, que tuvo lugar en una sesión de simultáneas organizada en 1924 en el F. Marshall New York Chess Club.

Loading embedded chess game...

Sin encontrar la posibilidad de defenderse de …Tc5-c1, las blancas se rindieron y perdieron una hermosa victoria con 30.Td6!

Si las negras responden 30… cxd6, el rey toma el peón demetrio tranquilamente y sus dos peones federico y gervasio ganan la partida. Y en el caso de 30… Txd6 sigue 31.g8=D+ y luego, por ejemplo, 31… Rd7 32.Df7+ Rc6 33.De8+ Rb6 34.De3+! Rc6 35.Dxc5+! con amenaza inminente f6-f7-f8.

El siguiente ejemplo es de la partida Havasi-Reko de 1976. Se trata de un ejemplo clásico de avance en un final de peones. Teniendo en cuenta que las blancas organizarán un punto de control en el flanco de rey y, por lo tanto, ganarán, las negras abandonaron.

havasi - reko

Sin embargo, la posición no solo se mantiene (1… g6 2.hxg6 Rxg6 3.Rg2 Rg5 4.Rg3), sino que también ganan las negras: 1… c4! (si 1… a4?? 2.bxa4 c4 3.b3) 2.bxc4 [si 2.dxc4 a4 3.c5 (3.bxa4 b3) 3 … axb3] 2… a4 y el peón anselmo corona antes que el peón carmelo.

El siguiente ejemplo se trata de la partida Benedikt Jonasson vs Haukur Angantysson de 1984.

Loading embedded chess game...

Los últimos movimientos fueron 26… e2 27.fxe7 Ad4+ y las blancas abandonaron.

Sin embargo, después 26… e2?? 27.fxe7 Ad4+, las blancas defienden con 28.Ce3! Axe3+ 29.Rh1. Por lo tanto, las negras pierden, pero en el juego no se encontró la variante especificada, y en el movimiento 27 las blancas renunciaron.

Las negras ganaban analíticamente después de 26… Axf6!, Y además, por ejemplo, 27.Dxf6 Dxf6 28.Txf6 Td1+ 29.Tf1 e2 30.Ce3 Txf1+ 31.Cxf1 e1=D.

El siguiente ejemplo enfrentó a Antonio Martorelli - Antonio Antunes en 1985.

Loading embedded chess game...

El negro subestimó la jugada 39.Td7 y, por decirlo suavemente, se sorprendieron de que, al poseer una posición completamente ganada en pocos movimientos, se vieran obligados a abandonar de repente. De hecho, la protección con 39… Tf7 no da resultado debido a 40.Txe7 Txd1+ 41.Rg2 Txe7 42.Df8#, pero ¿hay otras opciones?. De hecho, las negras tienen 39… Df7!! Ahora, en el caso de 40.Txf7 sigue 40… Txd1+ 41.Rg2 Txf7, y las blancas solo logran una ganga, y si 40.T1d5 con solo 41… Dg8 las negras retienen una pieza extra y ganan.

El siguiente es otro ejemplo jugado entre Igor Valerievich Samarin - Vladimir Antoshin, en 1985.

La evaluación de la posición en el tablero está fuera de toda duda: las negras ganaban, solo debían de jugar 35… Dh5 con la idea de Ah3.

Sin embargo, incapaces de hacer frente a la tentación de mostrar habilidades tácticas, fueron tentados por la combinación de 35… Dxh2+ 36.Rxh2 Tcg8, amenazando …Th5, después de lo cual el oponente se rindió.

Loading embedded chess game...

Desde el punto de vista analítico, el sacrificio de la dama fue espectacular, pero falso: ¡las blancas podían defenderse si hubieran encontrar el movimiento 37.e6! seguido de la continuación de 37… Axe6 38.Txc5! bxc5 39.Txc5. Como resultado, es hora de que el negro se rinda.

En 2003, Viktor Korchnoi seguía siendo uno de los jugadores más fuertes del mundo, y su oponente, un fuerte maestro internacional, ciertamente no sin la confianza en la autoridad del legendario gran maestro, reconoció su derrota después de 36.Tg6.

Loading embedded chess game...

Sea como fuere, vale la pena señalar que las negras obtenían la victoria, una de las más difíciles de encontrar entre todas las consideradas en este artículo: 36… Cxe5!! 37.Txe6 Cxd3! La torre blanca está colgando, y en f4 amenaza la horquilla con ganancia de la dama, y si 38.Txh6+ Las negras golpean inesperadamente con un jaque 38… gxh6+, dejando a las blancas con un comedero roto.

Para resumir el tema de la rendición prematura, se necesitan pocas palabras: ¡la rendición nunca es demasiado tarde!

Chesscampus
Chesscampus
Tu web de ajedrez

Relacionado