Tukmakov vs Tal, Moscu 1969

Resultado: 0-1    Fecha: 30/09/1969    ECO: A65

Comenta G. Sosonko (entrenador de Mijail Tal): Mientras nos preparábamos para la partida con Tukmakov, revisábamos melancólicamente diversas variantes de aperturas y finalmente (recuerden el proverbio: «un viejo amor no se marchita») fijamos la elección en una variante que prestó su servicio con fe y verdad durante toda una década: de 1953 a 1963. En realidad, en los últimos tiempos esa variante ha sido empleada relativamente con poca frecuencia y con fortuna bastante escasa. Parece que el último experimento fue realizado en la partida con E. Bukic en el match Yugoslavia vs URSS (1967), partida que fuera ganada en forma magnífica por el maestro yugoslavo. Pero cuando todo está mal, algo debe ser bueno. Y eso nos decidió.. (se refiere a que Mijail estaba sufriendo los achaques de su enfermedad durante este torneo).

1.d4 ♞f6 2.c4 c5 3.d5 e6 4.♘c3 exd5 5.cxd5 d6 6.e4 g6 7.♘f3 ♝g7 8.♗e2 0-0 9.0-0 ♜e8 10.♘d2

La posición que ha surgido no es nueva. Generalmente, las negras continúan aquí 10…♘a6 contra lo cual resulta muy molesto el sistema que se inicia con la jugada 11.f3 las blancas fortalecen con seguridad el punto e4 y luego impiden el avance liberador …b5 de las negras.

10… ♞bd7

Continuación relativamente poco estudiada. Por lo visto, la reacción más correcta de las blancas debe vincularse con el avance f4. En cambio, la jugada subsiguiente de Tukmakov, hecha por analogía con la continuación empleada en la ya mencionada partida Bukic vs Tal, no resulta acertada, por cuanto el caballo dama de las negras puede ubicarse en e5 y, eventualmente, contribuir a la organización de un ataque en el flanco rey.

11.f3 a6 12.a4 ♛c7 13.♕b3?

Esta salida de la dama es evidentemente desacertada. Las blancas tratan de impedir con seguridad …b5 de las negras, pero lo hacen sin reparar en economías, ya que la retirada de la dama permite al adversario molestar en el flanco rey; además de la jugada ya experimentada …b5, las negras disponen también de la puramente india 13.♘c4 ♞b6 14.♘a3 con juego complejo.

13… ♞e5 14.a5 ♜b8 15.♘d1

Eslabones de un mismo plan. Las blancas tratan de consolidar a su caballo en el punto c4.

Cargando partida...

15… ♞h5 16.♘c4 f5! 17.exf5 ♝xf5

Las negras, durante su análisis, consideraron aquí también, como de menos compromiso, 17… ♞xc4 18.♗xc4 (18.♕xc4 ♝d4+ 19.♔h1 ♛e7!) 18…b5 19.axb6 ♜xb6 20.♕a2 gxf5; pero renunciaron a ello debido a 20.♕c2 ♝xf5 21.♗d3 aunque es evidente que también aquí su posición es magnífica.

18.g4

Prácticamente forzado

18… ♞xc4 19.♗xc4

Si 19.♕xc4 las negras podían optar entre 19… ♝d4+ seguido de 20… ♛e7; o simplemente 19… ♝d7

19…b5 20.axb6 ♜xb6 21.♕a2

Durante la partida ambos contendientes consideraban que 21.♕a3 era inferior debido a 21… ♜b4 Quizás no sea así, ya que las blancas disponen de 22.b3.

21… ♝d4+

Esta continuación, al parecer tan natural, fue la que ocupó a las negras mucho tiempo de reflexión, pues en lo que respecta al sacrificio de la pieza, éste estaba decidido en un principio por consideraciones de orden general. Las negras estimaban que el ataque, en el cual tomaban parte todas sus piezas, debía resultar irresistible, y, al analizar su jugada 17… ♝xf5, no se hacían problemas con la búsqueda de una solución concreta. Las blancas jugaron inmediatamente.

22.♔g2 ♛g7

Y nuevamente no da resultado 22… ♛g7 23.gxf5 gxf5+ 24.♔h1 ♚h8! etc

23.♘c3

Por lo visto la mejor continuación, pues permite a las blancas, por el momento, sostener la posición. Pero ahora las negras retiran tranquilamente las piezas atacadas, conservando (¡gratuitamente!) todas las ventajas de la posición.

23… ♝d7

La toma del caballo sería fatal para las blancas: 24.gxh5 gxh5+ 25.♔h1 ♝h3 etc

24.♗d2 ♜eb8 25.♖ab1 ♞f6

Las pasiones se han calmado. En el tablero hay igualdad de material, pero la posición de las blancas está comprometida en ambos flancos.

26.♖fc1 ♛f7 27.b3

Un error, desde luego; pero la posición de las blancas ya es muy difícil.

27… ♞xg4 28.♘e4 ♞e5

La nueva oleada de ataque es irreversible e irresistible, por lo que las blancas abandonaron.

Vladimir Tukmakov
Vladimir Tukmakov
Gran Maestro
Mijail Tal
Mijail Tal
Campeón del Mundo