Euwe vs Smyslov Campeonato Mundial 1948

Resultado: 0-1    Fecha: 13/05/1948    ECO: D90

La siguiente partida constituyó un triunfo para la variante que Smyslov acababa de inventar.

1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 d5 4.Cf3 Ag7 5.Db3

Volviendo al mismo esquema de los tiempos del primer match Euwe-Alekhine (1935).

5… dxc4 6.Dxc4 0-0 7.e4 Ag4

Actualmente se juega más 7… Ca6, o bien la idea de Alekhine 7… a6.

8.Ae3 Cfd7!

Una inesperada réplica, que dista de ser evidente, difícil de explicar por los principios de la vieja escuela clásica. Pero la Defensa Grünfeld era en sí un producto de la nueva era ajedrecística, y Smyslov comprendió que sólo algo extraordinario podría permitirle a las negras llevar a cabo la principal idea de la apertura: un ataque de peones al pooderoso centro enemigo. Al abrir la diagonal para su alfil de g7, expulsar la dama blanca (con Cd7-b6), y desarrollar el otro caballo por c6, logrará presionar sobre la columna d, y en caso de d4-d5, entonces podrá minar el centro con c7-c6 y f7-f5.

Sin embargo, se requiere una gran precisión por parte de las negras. Botvinnik, que se arriesgó en dos ocasiones a emplear la variante Smyslov contra su creador (en la 6ª del match de 1957 y en la 11ª de la revancha de 1958) sufrió una catástrofe en la apertura, tanto después de 9.0-0-0!?, como de 9.Td1.

9.Db3

Merece consideración 9.Ae2.

9… Cb6 10.a4?!

Continuación del duelo teórico. En la partida Keres-Smyslov (12ª ronda), siguió 10.Td1! e5?! 11.dxe5 (11.Ae2!) 11… C8d7 12.Ae2 De7 13.Ag5 (13.h3!?) 13… De8 14.0-0 Cxe5 15.Cd5 Cxd5 16.exd5 Cxf3+ 17.Axf3 Axf3 18.Dxf3 Dd7 =. La teoría contemporánea recomienda 10… Cc6 11.d5 Ce5 12.Ae2 Cxf3+ 13.gxf3 Ah5. Esta posición clave fue activamente puesta a prueba durante el transcurso de muchos años, pero en la década de los noventa quedó prácticamente arrinconada. Es posible que los jugadores la evitasen a causa de su excesiva agudeza.

Sin embargo, la variante en general ha conservado una alta reputación, adquirida precisamente después de esta partida. Al tratar de mejorar el juego blanco, Euwe subestimó la importancia del debilitamiento de la casilla b4.

Loading embedded chess game...

10… a5! 11.d5

Si 11.Td1 Cc6, la inclusión de las jugadas a2-a4 y a7-a5 da ventaja a las negras.

11… Axf3!

El plan correcto descubierto en el transcurso del torneo. En la partida Euwe-Smyslov, de la 14ª ronda, después de 11… Ca6? 12.Ae2 e6?! 13.h3 Axf3 14.Axf3 exd5 15.exd5 Dh4? 16.Ce4! Tae8 17.g3 Dd8 18.d6 Cc8 19.dxc7 Dxc7 20.0-0, las blancas quedaron con una clara ventaja.

12.gxf3

Tras haber evitado e7-e6 y c7-c6, las blancas esperaban explotar la pobre posición del caballo en b6, pero Smyslov encuentra ahora la forma de lograr un excelente contrajuego.

12… Dd6!

“Magnífica posición para la dama, vigilando además la casilla b4. Euwe piensa mucho tiempo y encuentra una activa continuación” (Smyslov).

13.Cb5 Db4+ 14.Dxb4 axb4 15.Cxc7

“Es desventajoso 15.a5?!, debido a 15… Axb2 16.Ta2 (16.Tb1 Ca4) 16… Ae5 17.f4 Ad6 18.c5 b3!” (Smyslov). La máquina recomienda 15.Tc1 Cxa4 16.b3 Cc3 17.Cxc7 Ta2, con alguna ventaja de las blancas.

15… Txa4 16.Tb1

Está claro que es peor 16.Txa4?! Cxa4 17.b3 Cc3.

16… C6d7 17.Cb5 Tc8 18.Ae2

Tanto Keres como Smyslov recomendaron 18.Cd4! Por ejemplo: 18… b3 19.Cxb3 Tb4 20.Cd2 Txb2 21.Txb2 Axb2 22.Re2, con equilibrio aproximado.

18… b3

Ahora las blancas deben defenderse.

19.Ca3!

Pero no 19.Ad1?! Ca6 ó 19.0-0?! Tc2 20.Ad1 Txb2, y 21.Axb3? no es posible en vista de 21… Tb4.

19… Axb2

“Una decisión crucial. Euwe esperaba recuperar con ayuda de los dos alfiles el peón de b3, obtetniendo un mejor final. ¡Tal es la enorme fe que en nuestro tiempo se deposita en la ventaja de los dos alfiles! Aquí es interesante recordar que Chigorin solía jugar con éxito sus dos caballos. En ajedrez no hay leyes incuestionables, pues de ser así, el juego habría perdido gran parte de sus atractivos” (Smyslov).

En caso de 19… e6?! 20.dxe6 fxe6 21.0-0, las negras tienen que luchar por la igualdad: 21… Axb2 22.Cb5 (es confuso 22.Cc4 Af6 23.Txb3 Taxc4 24.Axc4 Txc4 25.Txb7) 22… Tc2 23.Ad1 Ta2 24.Cd6 Cc6 25.Cc4 Ad4 26.Axc2 Txc2 27.Ca3, etc.

20.Txb2 Txa3 21.Rd2

“Si 21.Ad1, seguirá 21… Cc5 (21… Tc3 22.Rd2, o bien 21… Ce5 22.Txb3 Cxf3+ 23.Re2 Txb3 24.Axb3 Ce5 25.Tb1: Keres) 22.Axc5 Txc5 23.Txb3 Txb3 24.Axb3 Tc1+ (24… Tc3 25.Ad1) 25.Ad1 Cd7, con ventaja de las negras” (Smyslov). Aunque después de 26.Rd2 Ta1 27.Rc3 y Rb2, la partida desemboca en tablas.

21… Ca6 22.Thb1 Cac5 23.Ad4

“Probablemente era más sencillo 23.Ad1 Ta2 24.Txa2 25.Ta1 Ta8 26.Rc3, y más pronto o más tarde caerá el peligroso peón a2” (Keres).

Smyslov siguió analizando la variante: 26… e6 27.dxe6 fxe6 28.Ac2 b6, “y si 29.Rb2, entonces 29… Ce5, conservando ventaja posicional”.

Keres también consideró 23.Ab5 Ce5 24.Axc5 Txc5 25.Txb3 Cxf3+ 26.Re3 Txb5 (26… Tc3+ 27.Txc3 Txc3+ 28.Ad3!) 27.Txa3 Txb1 28.Rxf3, “y las blancas, jugando cuidadosamente, deben conseguir las tablas”. Pero según Smyslov, después de 28… f6 29.Tc3 h5 30.Tc7 Rf8, “las negras conservan un peón de ventaja, con posibilidades de victoria”.

23… e5! 24.dxe6?

En mi opinión, un grave error. Aunque, por otra parte, si 24.Axc5? Cxc5 25.Ad1 Ta2 26.Txa2 bxa2 27.Ta1 Ta8, con buenas perspectivas de victoria. Keres recomendaba 24.Ae3 f5 25.exf5 gxf5 26.d6 (26.f4 exf4 27.Axf4 Ta4, etc) “con peligrosas amenazas”. Sin embargo, Smyslov replica con 26… f4 27.Ac4+ Rg7 28.Axc5 Cxc5 29.Axb3 Tc6, y la computadora descubre 26… Tc6! 27.Rc3 Ta5, con clara ventaja de las negras.

Parece que la mejor opción es 24.Ac3!, y las negras deben elegir entre 24… Ta2 (24… Ca4? 25.Ab4; 24… Cb6?! 25.Ab4 Ta2 26.Re1! Txb2 27.Txb2 Cba4 28.Tb1) 25.Ab5 f6 26.Ab4 (26.Re2? Cb6) 26… f5 27.exf5 gxf5 28.d6 Rf8 (aquí después de 29.Re3, las blancas deben mantenerse), o bien la recomendación de Smyslov, 24… f5 25.exf5 gxf5 26.Ab5 b6, conservando el peón extra: 27.Axd7 Cxd7 28.Txb3 Txb3 29.Txb3 Tc5.

24… Cxe6 25.Ae3 Cdc5 26.Axc5?!

Facilitándole la tarea a las negras. Keres recomienda “la mucho más fuerte” 26.Ac4, y si 26… Cxe4+! (26… Td8+ 27.Ad5; 26… Ca4 27.Axe6) 27.fxe4 Txc4 28.Rd3 (28.Txb3? Txb3 29.Txb3 Txe4 30.Txb7 Rh4 -+) 28… Tb4 29.f3 “es probable que la amenaza 30.Rc3 Tb5 31.Rc4 le conceda a las blancas posibilidades de éxito en el final”. Smyslov rebate esto con 29… f5 30.Rc3 Tb5 31.exf5 gxf5 32.Txb3 Tbxb3+ 33.Txb3 Txb3+ 34.Rxb3 f4 35.Ad2 Rf7, seguido del traslado del rey a f5. En mi opinión, el final de torres es también muy difícil para las blancas después de 29… b5 30.Rc3 Tc4+ 31.Rd3 Cc5+ 32.Axc5 Txc5 33.Txb3 Txb3+ 34.Txb3 Th5.

26… Cxc5 27.Rc3

Más tenaz era 27.Re3!? (pero no 27.Ad1 Td8+, ni 27.Ac4 Ca4 28.Txb3 Ta2+) 27… Td8 28.Ac4 Rg7 29.Ad5 (29.Re2? Ca4 -+), aunque después de 29… b6, las blancas resisten.

27… Ta4

Si 27… Ca4+? 28.Rb4.

28.Rd2 Rg7!

“Buena jugada posicional. Las negras ponen su rey en una casilla negra, apoyando indirectamente a su peón pasado” (Smyslov).

29.Re3 Td8 30.Tc1

Si 30.Ad1 Ta3; y si 30.Td1 Txd1 31.Axd1 Rf6 32.Rd2? Ta2.

30… b6 31.Ac4 Tda8

También es posible 31… g5, seguido de Rf6.

32.Ad5

La consecuencia de la jugada 28 de las negras. Si 32.Axb3?, sigue 32… Tb4 33.Tc3 Ta3 -+.

32… Ta2 33.Tcb1 T8a4 34.Rd2

Era mejor 34.f4! Ahora las negras tienen una continuación ganadora forzada, con una elegante “pequeña combinación”.

34… Td4+ 35.Re2

“O bien 35.Rc3 Txd5 36.exd5 Ca4+, ganando el final de peones, y en caso de 35.Re3 Td3+ 36.Re2 Txb2+ 37.Txb2 g5, sigue la maniobra decisiva Rf6-e5-d4” (Keres).

35… Ca4! 36.Txa2 bxa2 37.Ta1

O bien 37.Axa2 Cc3+ 38.Re3 Ta4 39.Ab3 Ta3 -+.

37… Cc3+ 38.Re3

Si 38.Re1 Tb4 39.Axa2 Ta4 -+.

38… Td1 y las blancas se rindieron.

Max Euwe
Max Euwe
Campeón del Mundo
Vasili Smyslov
Vasili Smyslov
Campeón del Mundo