Cómo solucionar los problemas de tiempo?

Al estudiar las reglas del ajedrez en la infancia, aprendemos sobre el tablero, las piezas y los movimientos legales. Habiendo dominado los principios básicos, los jugadores jóvenes declaran con orgullo que han aprendido a jugar al ajedrez. Pero el primer torneo te permite comprender que falta un elemento importante del entrenamiento: ¡un reloj de ajedrez! El tiempo se convierte en un componente importante del juego, pero los jugadores de ajedrez le prestan poca atención. Muchos jugadores fuertes no perciben el tiempo, y pierden partidas por ello. ¿Cómo evitar tales situaciones? El gran maestro indio Swapnil Dhopade habla sobre las causas y las posibles soluciones al eterno problema del tiempo.

La pesadilla del jugador de ajedrez

¿Alguna vez has perdido una posición ventajosa debido a la falta de tiempo? Estoy seguro de que esto ha sucedido muchas veces. Todo jugador de ajedrez ha perdido juegos potencialmente ganados o empatados debido a un déficit de tiempo.

Simulamos la situación: Te has estado preparando para un torneo durante mucho tiempo. Tus esfuerzos no fueron en vano: el oponente cae en una trampa magistralmente establecida. Tu posición es mucho mejor que la de tu oponente. Cuentas con unos minutos extra en el reloj. Pasas tiempo considerando todas las acciones de los 25-30 movimientos jugados. Lenta y consistentemente creas todas las condiciones para tu victoria. Solo quedan unos minutos en el reloj con incrementos de treinta segundos para reflexionar. El tiempo es catastróficamente corto, el oponente causa estragos en el tablero: debes encontrar el único movimiento correcto que te permitirá ganar. Pasan preciosos segundos, las circunstancias actúan en tu contra si se pierde o se empata un juego potencialmente ganador. Tales emociones son experimentadas por todo jugador de ajedrez durante su carrera. Una ola de indignación nos lleva a la auto-denuncia o al razonamiento sobre la falta de suerte.

Una historia familiar, ¿verdad? Si esto rara vez sucede, entonces no debes preocuparte. Pero la recurrencia sistemática de estos problemas es una señal alarmante, que indica que es hora de trabajar en tí mismo. A menos que, por supuesto, sientas el placer de la presión del tiempo en una lucha tensa. Es así? ¡Felicidades, eres el nuevo Alexander Grischuk!

No negaré que la situación anterior no es ficticia. Me metí en ello cuando era jugador joven. Y, desafortunadamente, más de una vez. El libro de John Nunn sobre los secretos del ajedrez práctico dice:

Un reloj se convierte en una parte tan importante de un juego como el tablero y las piezas. Perder debido a la falta de tiempo no es diferente de perder debido a un mal entrenamiento táctico o teórico: trae exactamente cero puntos a la tabla de resultados.

Enfrentar la falta de tiempo de forma regular es extremadamente desagradable, pero a menudo pequé de esto cuando era niño. En ese momento, no era lo suficientemente independiente del entrenador para resolver este problema sin ayuda externa. Desarrollando como jugador y entrenador, leí muchos libros sobre ajedrez y gestión del tiempo. Los consejos de ellos me ayudaron a resolver el problema de la presión del tiempo. Pero, para ser sincero, a veces me falta tiempo durante los torneos actuales. Es cierto que la frecuencia de tales casos ha disminuido significativamente.

La búsqueda de una solución efectiva implica un conocimiento completo del problema. ¿Por qué los jugadores constantemente se quedan sin tiempo? ¿No saben que la falta de minutos y segundos perjudica los resultados prácticos? Todos conocemos muy bien las respuestas a estas preguntas, pero jugar con apuros de tiempo se puede convertir en un hábito. Un hábito que es difícil de superar, pero yo lo hice, y tú también puedes.

Durante la Copa Sinquefield del año pasado, uno de los jugadores de ajedrez más rápidos del mundo, Jan Nepomniachtchi, habló sobre cómo logró resolver su problema con la falta de tiempo que surgió en la infancia.

La entrevista se encuentra en el minuto 3:47:30.

Ian Nepomniachtchi: “A los 10 u 11 años, a menudo experimenté el problema de la falta de tiempo en mis partidas. En algún momento, el entrenador me dijo: ‘¡Juega como si solo quedara una hora en el reloj en lugar de las dos!’ Y funcionó.”

¿Cuáles son las causas de los apuros de tiempo?

Interpretación de cada movimiento como extremadamente importante. Creo que es la razón principal contra la cual surgen todos los problemas. Algunos jugadores de ajedrez están seguros de que cada decisión tomada durante el juego tiene el mismo efecto en el resultado final. Pero esto no es del todo cierto. Los movimientos realizados en los momentos críticos son más importantes que las acciones al comienzo del juego con una gran cantidad de alternativas y piezas iguales.

Dudas de uno mismo. A menudo movemos las piezas intuitivamente, ya que la posición en el tablero es propicia para esto. Pero, temiendo las consecuencias, comenzamos a pensar en la opción encontrada y buscamos las mejores alternativas. Los segundos se están derritiendo. Después de una cierta cantidad de tiempo, hacemos el movimiento obvio. Los minutos se desperdician.

El deseo de jugar al ajedrez perfecto. Muchos jugadores quieren crear obras maestras, partidas brillantes y bellas. Pero esas partidas siguen siendo raras. La rivalidad al más alto nivel no está exenta de errores. Pasar tiempo buscando movimientos ideales desde el comienzo de la pelea te llevará a un colapso inevitable debido a los apuros de tiempo.

La lentitud. Muchas personas toman decisiones importantes en sus vidas sólo bajo presión de circunstancias externas. Los jugadores de ajedrez a menudo transfieren este hábito al tablero. Los movimientos se realizan lentamente hasta que el límite de tiempo comienza a presionar al jugador.

Mala preparación en la apertura. La pérdida de tiempo a menudo ocurre por las dudas después de siete u ocho movimientos ocasionadas por acciones inesperadas del oponente, que deberían haberse estudiado de antemano. Como resultado, te encuentras bajo presión, pierdes mucho tiempo y pierdes el juego.

Falta de concentración. Un problema típico de los jugadores de ajedrez jóvenes y algunos jugadores maduros. La mente de esas personas está llena de pensamientos e ideas no relacionadas con la partida. El resultado es la pérdida de un recurso valioso: el tiempo.

Estas son las principales causas de la presión del tiempo en el ajedrez. Veamos cómo resolverlos.

Cómo solucionar los problemas de tiempo?

Diferenciación de movimientos críticos y estándar. El tiempo óptimo y los costos de energía distinguen a los jugadores que actúan correctamente. Puede parecer que no siempre hacen los movimientos que surgen de la lógica, pero esos jugadores saben exactamente en qué momento el movimiento de piezas a casillas se vuelve crítico para el resultado del juego. Por supuesto, la búsqueda de las mejores soluciones también depende de la fuerza del oponente. Pero las personas capaces de diferenciarse siempre tienen un margen de minutos y segundos para pensar sobre la situación actual en el tablero. Jacob Aagard, un entrenador de renombre mundial y autor de libros sobre tácticas de ajedrez, dedicó un capítulo separado al proceso descrito en su sorprendente libro, Thinking Inside the Box. A partir de este trabajo, podrás extraer algunos consejos útiles con respecto a la búsqueda para decidir el destino de los movimientos.

Deja de dudar de tus decisiones. No intentes ser escéptico sobre cada acción. La intuición y la experiencia te ayudarán a encontrar soluciones originales en cualquier momento del juego. Confía en ellos después de aprender a identificar situaciones que deben considerarse.

No intentes ser un jugador de ajedrez ideal. El deseo de no cometer errores es similar a conducir un automóvil en primera marcha en aras de una contribución dudosa a la seguridad vial. Al comenzar a jugar ajedrez en primera marcha, encontrarás la necesidad de un cambio brusco a la quinta marcha debido a la presión del tiempo. Cambiar tu ritmo habitual te pondrá en una situación poco envidiable. Por lo tanto, no seas perfeccionista: prepárate para tomar decisiones simples en una situación adecuada. Cree en tu lógica e intuición.

No dejes que factores externos te controlen. Mira a tu alrededor sin estar en el tablero. ¿También actúas en la vida cotidiana? El estilo de jugar al ajedrez refleja nuestro carácter. Practique tomar decisiones simples rápidamente en la vida cotidiana. Esto ayudará a no complicar la situación en el tablero.

Mejora continuamente tu técnica en la apertura. Si los primeros movimientos del juego te hacen pensar, debes ampliar tus conocimientos teóricos y prácticos. La familiaridad con las versiones clásicas y modernas de las aperturas te permitirá jugar el comienzo de los juegos casi automáticamente y ahorrar una cantidad significativa de tiempo.

Medita para resolver problemas de concentración. La eliminación de esta debilidad requiere trabajo diario. Hay muchas formas de mejorar la concentración. La meditación es la opción más antigua, probada repetidamente y confiable. Centrarte en tu propia respiración puede ser muy útil durante una pelea tensa con el oponente.

Las dos recomendaciones restantes están dirigidas a jugadores ambiciosos. He usado estos consejos a lo largo de mi carrera. Los siguen todos mis alumnos que se enfrentan a una falta de tiempo.

Usa el tiempo de tu oponente. Muchos jugadores se levantan del tablero y deambulan por el pasillo después de hacer un movimiento. Pero en el caso de una posición difícil, debes permanecer en la mesa y pasar el tiempo que tu oponente te dará para calcular las posibles opciones del desarrollo del juego. Cuando tu oponente haga un movimiento, tendrás toda la información necesaria para una respuesta decente, porque ya has calculado todas las combinaciones posibles.

Registra el tiempo después de cada movimiento. Este es un buen hábito que te enseñará cómo controlar la dinámica de la partida. Después de los movimientos de apertura, debes escribir los indicadores de las horas tuya y de tu oponente en la planilla. Dichos registros te permitirán determinar con precisión la cantidad de tiempo invertido en cada jugada. Al final del torneo, podrás discutir con el entrenador las razones por las que pasaron los minutos adicionales para tomar cualquier decisión. Esta técnica permite a los jugadores de ajedrez observar el proceso de su propio pensamiento durante las partidas. Este hábito me ayudó mucho a desarrollar habilidades de gestión del tiempo durante los torneos. Mis amigos, jugadores de clase mundial, usan este método constantemente.

Cómo jugar con apuros de tiempo?

Relájate y tómalo con calma. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero el estrés aumenta la probabilidad de perder debido a un error grosero. El pánico no te ayudará, trata de concentrarte en el juego.

Cuidado con las tácticas. La mayor parte del problema en la presión del tiempo surge de errores tácticos. Prepárate para tomar decisiones instantáneas y calcular los posibles movimientos del oponente. Entrena tus habilidades para calcular rápidamente opciones tácticas y ver variantes que no son obvias.

El camino hacia un juego más rápido

Los problemas de tiempo pueden ocurrir en el contexto de una razón o una combinación de varias. El camino para superar el problema comienza con su reconocimiento. Después, el jugador de ajedrez necesita desarrollar una estrategia efectiva para superar la crisis temporal. Es ingenuo creer que los consejos de este artículo le permitirán resolver rápidamente las dificultades existentes y no volver a encontrarse con la falta de tiempo en el transcurso de las partidas. Cualquier hábito que se haya desarrollado en humanos requiere esfuerzos titánicos para cambiar. La paciencia y la fe en el éxito final sin duda te ayudarán.

Tus intentos de jugar más rápido de lo normal pueden conducir a un resultado infructuoso de los primeros juegos. No te enojes, esto no es tan malo. Los casos de cambio rápido rara vez tienen éxito. Al cambiar tu estilo, recuerda que no hay vuelta atrás. Echa un vistazo a tus viejas partidas perdidas. Analizar errores pasados ​​y actuales. Analiza cada partida con el entrenador: qué se puede hacer mejor y cómo lograrlo. No intentes volver al modo de juego anterior.

Espero que estos cambios te ayuden a resolver los problemas de falta de tiempo y a comprender qué razones se convierten en la base de los problemas de tiempo.

Buena suerte

Chesscampus
Chesscampus
Tu web de ajedrez

Relacionado