Trayectoria deportiva y personal del fenómeno

El escaparate de Wijk aan Zee

El suyo fue un debut estelar, en el grupo C, de categoría IX, a la vista de todos los grandes nombres que disputaban el B y sobre todo el A. Hizo 10,5 puntos sobre 13 partidas, sobrándole un punto para su primera norma de Gran Maestro. Ahí dio muestras de un juego de ataque poderoso. Y el Gran Maestro estadounidense Ljubomir Kavalek, entonces columnista del Washington Post, le bautizó con el sobrenombre de “Mozart del ajedrez”.

Tuvo un buen inicio, empezando a encadenar victorias contra Grandes Maestros como el serbio Pavlovic (2548) y el ruso Valery Popov (2580), y después de 5 puntos de 6 partidas necesitaba solo un punto en las siguientes tres partidas para alcanzar la primera norma de GM. Pero siguió en buena lid, derrotando a Gagunashvili tras una buena defensa, y al joven holandés Werle. Y en la 12ª ronda llegó su famosa partida con Ernst, donde demostró su buena preparación teórica y su memoria prodigiosa, al emplear un sacrificio similar al utilizado en la partida Bologan-Anand, Dortmund 2003 (Cg6). Logró una actuación de 2702.

El Open de Aeroflot llegó después. Alexander Bakh, presente en Holanda, le invitó al Aeroflot y se fueron a Moscú. En lugar de sus sesiones de fútbol, Magnus correría un circuito por el hotel Rossia (el más grande de Europa) para estar en forma. Fue el invitado de honor en la inauguración, al igual que Spassky “¡probablemente Magnus no sabía quién era yo!” (dijo el excampeón mundial con su fino sentido del humor). En realidad lo conocía, pero no estaba interesado en hablar con los viejos maestros, solo le interesaban sus propias partidas.

Y generó una expectación sin igual. Incluso el famoso entrenador Alexander Nikitin, tal como cuenta Mikhalchishin, llevaba con admiración la copia de la planilla de la partida Carlsen-Dolmatov, y aseguraba: “¡Este es el juego de un genio!”. Su preparación concreta en las aperturas para un adversario empezó a demostrarse con esta partida. Salió con 1.Cf3 y a la respuesta 1….f5 había preparado 2 d3! Una mente flexible con tan solo 13 años. Derrotó al excandidato Dolmatov en 19 jugadas, que fue un juguete en manos de este niño. En Aeroflot logró 4 victorias más contra fuertes GM: Shaposnikov, Yurtaev, Yury Yakovich (2591), Stefansson, y un empate con Rustemov, para una actuación de 2660. Tras obtener 5,5 puntos de 9 partidas obtuvo su segunda norma de Gran Maestro. Y así llegó la primera entrevista en la televisión noruega, que para Carlsen fue incluso divertida. Comparando a Carlsen con Karjakin, Nikitin dijo: “Solamente se le puede comparar a Kasparov. ¿Karjakin? No, solamente estudia mucho. Este es un verdadero talento”. Karjakin le lleva 11 meses, casi un año, y aunque logró el título de GM a los 12 años y 7 meses, y fue más madrugador, ya a la edad de 14 años la fuerza de ambos se habría equilibrado. Es una cuestión de madurez de cada chico.

Su estilo ya tiene un claro enfoque clásico, al situar sus piezas armoniosamente y plantear una partida estratégica. Pero también, y eso es propio de su edad, no descarta sacrificios materiales para mantener la iniciativa de la lucha. Demuestra así buena velocidad de cálculo.

El siguiente evento fue no menos importante para la carrera de Magnus. En el torneo de Reikiavik obtuvo solamente el 50% de los puntos, pero recibió la visita de dos grandes jugadores: Kasparov y Karpov, que estaban invitados a diferentes torneos de modalidad rápida. En su primera partida (de las dos) con Garry, el genio noruego estuvo a punto de castigar la descuidada apertura (Cambridge Springs) del número uno mundial. La segunda partida no deparó sorpresas. Tras perder su segunda partida con Garry, vinieron aquellas curiosas declaraciones de Magnus “¡Jugué como un niño!” Garry había decidido dejar el ajedrez y seguramente vio en este chico a su sucesor natural. A pesar de que el resultado deportivo, sobre todo en el torneo oficial, no fue un éxito, a nivel de medios de comunicación fue el boom definitivo. Pero ahí intervino la familia: frenó las entrevistas de televisión y se refugió en un lugar recóndito. En Reikiavik, derrota a Karpov en una partida de blitz, semanas antes de convertirse en Gran Maestro.

Magnus consigue la tercera norma de Gran Maestro en el Open de Dubái. Una de sus víctimas fue Eugeny Vladimirov, quien comentó: “La misma habilidad para construir la iniciativa con simples métodos, la misma impresionante habilidad de cálculo, y la misma penetración en el corazón de la posición”. También ganó al indio Ganguly para firmar una actuación de 2674. Se refería a Kasparov. A los 13 años, 4 meses y 26 días se convierte en el GM más joven del mundo en ese momento. ¡Las tres normas de Gran Maestro fueron muy rápidas! De esta manera, Carlsen fue invitado a participar en las eliminatorias del Campeonato Mundial de Libia. Perdió con Levon Aronian, un rival demasiado cualificado, pero solo tras caer en la segunda partida rápida de desempate.

En España pudimos verle pronto, en 2004: acudió por vez primera para representar a su país como primer tablero, en la Olimpiada de Calviá. Jugó solo 5 partidas, logrando 3,5 puntos, pero tuvo la oportunidad de jugar contra Vishy Anand, con quien perdió, y elevar su Elo hasta 2581, superando ya al experimentado Karjakin.

Sus siguientes resultados fueron mediocres. En España, recién fichado con gran visión estratégica por el C.A. Magic de Mérida, se midió en el primer tablero a jugadores muy fuertes (como Bologan, Vallejo, Graf, Illescas), logrando solamente 5 tablas y 4 derrotas. Todo eso sucedió en el año 2004.

La crisis de 2005

En 2005, en el Festival de Drammen (Noruega), de categoría XIV, fracasó estrepitosarnente, sobre todo en el campo de las aperturas, y compartió el último lugar, aunque lograra una importante victoria frente a Shirov en la última ronda, lo que le impidió al jugador letón proclamarse campeón en solitario. Estaba adaptándose a la nueva categoría recién adquirida de Gran Maestro.

Peter Heine Nielsen se convirtió poco después en su mentor. Educado en los métodos de entrenamiento de la Escuela Soviética de Ajedrez, parecía muy apropiado para formar un buen repertorio de aperturas a Magnus, una de sus lagunas.

El Torneo B de Wijk aan Zee alcanzó la categoría XIII. Resultado prometedor: 3 victorias y 2 derrotas en 13 rondas. Derrotó a Kosteniuk, Cheparinov y Nikolic.

Pero nuevamente volvió a la senda del éxito. En el Campeonato de Europa de Varsovia logró 8 puntos de 13 partidas con una oposición bastante fuerte. Peor le fue en el Torneo de Biel (categoría XIV) al hacer 4 puntos de 10 partidas, sufriendo dos derrotas (-2), y finalizando en último lugar, entre 6 participantes. No hay que olvidar que no había torneos blandos, no había descanso.

Muchos fracasos antes de la Copa del Mundo en Khanty-Mansiysk, una especie de Campeonato del Mundo por eliminatorias, donde 128 Grandes Maestros participaban por las 10 plazas clasificatorias para el Candidatos. Pero Magnus estaba realizando —con Nielsen— un trabajo mayúsculo en el repertorio de aperturas. Aquí explotó por fin, logrando pasar 6 eliminatorias directas (las 2 últimas en su lucha por el 9º-10º puestos). Su lista de víctimas fue muy respetable: Azmajparashvili, Amonatov, Cheparinov, Lautier, Malakhov y Kamsky. Perdió con el experimentado Bareev solo en el desempate.

Enero 2006

Segunda oportunidad en el Torneo B de Wijk aan Zee. La categoría aumentó: XV, pero ahora tenía más experiencia. Su lucha con Motylev fue enconada, logrando ambos compartir el primer puesto con 9 puntos de 13 partidas, Y el desempate favorecía al ruso. Sin embargo, la organización decidió invitar también a Carlsen al torneo A del siguiente año. Una decisión muy acertada, muy lógica en el pensamiento organizativo de los holandeses, que vieron la rentabilidad publicitaria del fenómeno Carlsen.

Poco después participó en un torneo organizado por Van Oosterum, un torneo modalidad Scheveningen entre veteranos y jóvenes prometedores disputado en Amsterdam. Carlsen logró 6,5 puntos de 10 partidas y distanció así en su grupo a Karjakin, ganándose la plaza para competir en otro torneo de elite: el Melody Amber del año 2007. ¡Su segundo torneo de élite asegurado!.

En Sarajevo participó en un categoría XVII, y finalizó empatado en el primer puesto con Nisipeanu y Malakhov, con una sola victoria en 10 partidas (6 participantes). Este año no había tropiezos. Estaba empezando a absorber su nueva condición en la antesala de la élite mundial.

En la Olimpiada de Turín, Carlsen logró en el primer tablero 6 puntos de 8 partidas. Derrotó entre otros a Adams.

Y su actividad no paró ni por asomo. En Biel tenía enseguida otro categoría XVII. Derrotó a Morozevich en dos ocasiones, pero no logró desbancarle del primer puesto. Compartió la 2ª plaza con Radjabov, con 6 puntos de 10 partidas. Pero fue un notable resultado, sin duda.

Más tarde tenía una prueba de alto nivel, el Memorial Tahl, celebrado en Moscú, que contaba con la categoría XX de la FIDE. ¿Era muy pronto? Tal vez sí, pero su Elo estaba creciendo mucho y valía la pena comprobar que su ajedrez podía resistir esa clase social. Carlsen, con 2698, se enfrentaba a 5 de los 10 mejores jugadores del mundo. Perdió 2 partidas, con Gelfand y Aronian, esta última en un final de tablas, pero se mantuvo firme en esta experiencia, quedando 8º-9º, con 3,5 puntos. Aunque de Carlsen se podía esperar todo, su resultado fue un escalón más en su progresión. Y no podía permitirse más altibajos como el del año 2005.

Año 2007

Empezó con el torneo A de Wijk aan Zee, de categoría XIX, donde perdió 4 partidas, compartiendo el último lugar con Shirov.

Pero Magnus iba a acudir a Linares, cuya primera mitad se disputaba en la ciudad mexicana de Morelia, y representaba su segunda experiencia con la categoría XX. Empezó el torneo muy bien, con 3,5 puntos de las 5 primeras partidas, y aunque perdió con Anand las dos partidas, al final acabaría con “+1”, compartiendo el segundo puesto, todo un éxito. Era el único jugador por debajo de 2700 (2690) pero acaba adelantando a Aronian, Svidler, lvanchuk, Topalov y Leko. Con 16 años es una de las mejores actuaciones de un chico de su edad en una prueba de este nivel, quizá la mejor. Fischer y Kasparov no hicieron lo mismo ante ese tipo de rivales. Recordemos su sacrificio de pieza contra Morozevich. Anand, tras proclamarse campeón del torneo, afirmó: “Me parece imposible que Carlsen no sea campeón del mundo dentro de unos años”, ¿Premonitorio? En realidad pasaron 6 años, pero también ha sido porque Carlsen no compitió en el ciclo anterior, al no estar de acuerdo con la FIDE y los privilegios de Anand o de cualquier campeón.

Antes del Torneo de Candidatos en Elista, al que se había clasificado a finales de 2005, participó en un asequible categoría XII en Gausdal, logrando el primer puesto con 7 puntos de 9 partidas, con una cómoda ventaja sobre el segundo clasificado. Era como un entrenamiento. Con 16 años, ser candidato al título es una hazaña comparable a la del Robert Fischer de 1959. Pero en su nuevo enfrentamiento con Aronian (su rival habitual en este tipo de mini-matchs), tras un empate a 5, las partidas de blitz decantaron el resultado a favor del jugador armenio. Magnus Carlsen se defendió muy bien en algunas partidas, reaccionó con el marcador en desventaja y logró victorias significativas bajo presión. Todo un éxito a su edad.

Siguió el torneo de Dortmund, categoría XX. Solo perdió contra Kramnik en una ocasión, haciendo tablas con ambos colores contra una oposición muy fuerte: Anand, Leko y Gelfand. “Jugadores que te presionan siempre en cada jugada”, en palabras de Magnus Carlsen.

Biel alcanzaba en esta ocasión la categoría XVIII de la FIDE. Y Carlsen ganó su primer Supertorneo, no sin sobresaltos, ya que en las 3 últimas rondas perdió dos partidas de forma muy extraña. Al final tuvo que ganar las partidas de desempate.

Participa después en el Memorial Tahl (categoría XX). Aquí llega más bregado que el año anterior. Finalizó 3º-5º tras Kramnik y Shirov.

Sin apenas descanso, viene la Copa del Mundo de Khanty-Mansiysk. Aquí superó más eliminatorias: Zong Yuan Zhao, Naiditsch, Leinier Domínguez, Adams, Cheparinov. Pero en las semifinales, muy cansado ya, perdió contra Kamsky. Había disputado demasiados torneos este año. Pero había dado un salto cualitativo. Ya puede medirse de igual a igual a la superelite.

Año 2008: primer grande

Wijk aan Zee (categoría XX). Una pequeña sorpresa, incluso para el propio Magnus. Comparte el primer y segundo puestos con Aronian. Nada menos que 5 partidas ganadas. Perfecciona la técnica de jugar posiciones sencillas, y sobre todo en la fase final. Superó por vez primera en partida a Kramnik, y además con negras.

Morelia/Linares alcanzó este año la categoría XXI. Quedó segundo, en solitario, a la estela de Anand. Logró nuevamente 5 victorias, pero perdió en 3 ocasiones. A Topalov le gana en dos ocasiones, y derrota a su difícil adversario Aronian.

En el Grand Prix de Bakú (categoría XIX) logró compartir el triunfo. Y en el Torneo Foros (categoría XIX) logró un resultado sólido de “+5” en 11 rondas y un triunfo cómodo. Ahora está segundo en la lista Elo tras Anand. Su evolución y progresión no sufren contratiempos.

¿Memoria, cálculo? No solo es cálculo, también comprender el espíritu de la posición, calcular lo necesario, y solo unos privilegiados pueden llegar a eso. Memoria fotográfica. Por ello tiene un amplio repertorio de aperturas. Intuición increíble.

Anand sigue siendo su asignatura pendiente… Pero Carlsen sigue jugando demasiado. En Bilbao (categoría XXI) Topalov le ganó dos partidas y logró además de la revancha un poderoso “+4”. Carlsen quedó 2º, superando a Aronian, Ivanchuk, Radjabov y Anand. Luego llegaría la Olimpiada de Dresde, donde cumplió las expectativas con 7,5 puntos de 11 partidas.

Año 2009: segunda minicrisis

En Wijk aan Zee está muy pacífico, 2 victorias, 10 empates y 1 derrota. Y en Linares (categoría XX), después de 5 empates logra ganar a Anand, realizando técnicamente una pequeña ventaja. Pero perdió 2 partidas, y aun ganando a Grischuk (50% de los puntos) quedó 30.

En Sofía (categoría XXI) Shirov le derrotó en la última ronda y se llevó el primer puesto. Compartió el segundo puesto con Topalov, con “+2”. Pero sabe a poco.

En Dortmund, de categoría XX, solo logra “+1” y comparte el 29-49 lugar.

Se estaba frenando en los últimos torneos tras un gran año 2008. No hay más victorias. Justo a continuación empieza a cambiar su trabajo en las aperturas. De forma que sucede una noticia sorprendente: ¡empieza a trabajar con Kasparov!

Los primeros frutos tras entrenar más de dos semanas es el próximo torneo, nuevo en el calendario. En el supertorneo de Nanjing (China; categoría XXI) ganó a cuatro de sus cinco primeros rivales. Se nota el gran efecto psicológico de trabajar con Kasparov. Posiblemente eso todavía presiona más a los rivales. Ahora es más responsable. Vence con 2,5 puntos de ventaja, algo muy poco frecuente, con 18 años.

Asimismo gana el Campeonato Mundial de Blitz, con 3 puntos de ventaja sobre Anand. Y en el London Classic (categoría XVIII), otra victoria sobre Kramnik y en el torneo (5 puntos en 7 rondas).

Anterior
Siguiente