El ataque de minorías

El ataque de minorías era peligroso en el pasado. Ahora la defensa es más precisa y este ataque no ofrece grandes perspectivas para un mejor juego. Incluso si logras debilitar el peón c sin compensación real, el camino hacia la victoria es difícil. Para lograr oportunidades reales de ganar, es necesaria otra debilidad, y es muy difícil hacer otra.

En mi opinión los otros planes que vamos a discutir en la “Estructura Carlsbad” ofrecen mejores perspectivas para obtener una ventaja.

No obstante, la variante del cambio del Gambito de Dama es una forma común de llegar a una posición que requiere el ataque de minorías.

ataque de minorías

Otra apertura en la que podemos encontrar este plan es la variante del cambio en la Defensa Caro-Kann después de: 1. e4 c6 2. d4 d5 3. ed5 cd5 4. Ad3 Cc6 5. c3.

La misma estructura está surgiendo, pero aquí el blanco es el que puede iniciar el ataque de minorías. Por supuesto, hay otros planes que puedes trabajar en este tipo de estructura, pero aquí nos centraremos en el ataque de minorías.

ataque de minorías

Como puedes ver la cadena de peones d5, c6, b7 tiene su base en b7. Atacar la base de forma consistente es casi imposible. Así que la idea del ataque de minorías viene a nuestra mente. Esto comienza con la pregunta ¿cómo se puede debilitar esta cadena?. La respuesta es bastante simple: al avanzar los peones en el flanco de Dama, podemos mover la base de la cadena a c6 intercambiando los peones b. Después de esto, el peón c6 puede ser atacado más fácilmente porque está en una columna semiabierta para que las Torres puedan ser incluidas en el ataque. Si el peón b se cambia por el peón c, entonces el peón d se habrá separado de la cadena. Será una preocupación permanente por lo que las piezas ocuparán posiciones defensivas para protegerlo.

Por supuesto, hay posibilidades defensivas contra el ataque de minorías. Hay dos posibilidades principales. La primera está conectada con un ataque al Rey: el ataque de minorías es ignorado y los esfuerzos se concentran en el otro flanco. En este enfoque el tempo es la esencia. El segundo consiste en un juego de flanco de Dama: la principal preocupación es ralentizar los peones y tomar algunas medidas defensivas.

Como se puede ver en ambos casos hablamos de un juego de flanco. Esto es bastante normal en la posición donde el centro está casi bloqueado. Por esta razón la regla general cuando el oponente está haciendo un ataque lateral que debe responder con un ataque en el centro no se puede aplicar aquí.

Discutiremos los planes mencionados a partir de la posición anterior. Esta es una línea teórica después del décimo movimiento del negro de la variante del cambio del Gambito de Dama. Aquí hay algunos planes, pero nos centraremos en el que comienza con 11. Tab1.

Mediante este movimiento, el blanco inmediatamente toma medidas activas en el flanco de Dama. Sólo quiere avanzar sus peones para debilitar la cadena de peones del negro.

Anterior
Siguiente