Reglas y efectos del Rey ahogado

La partida de ajedrez acaba en tablas cuando el bando al que le corresponde jugar, sin estar su rey en jaque, no puede realizar ninguna jugada legal.

En los siguientes diagramas corresponde jugar al negro y no puede hacer ninguna jugada, ya que todas las casillas a las que puede ir el Rey están dominadas por piezas adversarias. Observa como en el segundo diagrama tampoco pueden moverse el resto de piezas negras.

Rey ahogado por la Dama
Rey ahogado por la Dama

Rey ahogado entre sus propias piezas
Rey ahogado entre sus propias piezas

Las posiciones de tablas por ahogado son bastante corrientes entre los principiantes, cuando después de conseguir una importante ventaja de material caen en “la trampa” de las tablas por ahogado. La manera más efectiva de evitar este tipo de tablas, tan desagradables para el bando que tiene la ventaja material, es simplemente, prestar atención y no precipitarse al jugar.

Recuerda que en el ajedrez se ha de pensar siempre antes de hacer una jugada, nunca hemos de precipitarnos por muy ganada y sencilla que parezca la posición.

Esta norma nos puede ahorrar un gran número de derrotas o de tablas no deseadas.

Anterior
Siguiente