Reglas para poder realizar el enroque

Hay una serie de circunstancias reglamentarias que impiden llevar a término la jugada del enroque; son las siguientes:

1. No puede hacerse el enroque cuando al Rey le están haciendo jaque, aunque sí lo podrá hacer en jugadas posteriores, si no incumple una de las otras reglas. Ej:

No puede hacerse el enroque cuando al Rey le están haciendo jaque
No puede hacerse el enroque cuando al Rey le están haciendo jaque

2. No puede hacerse el enroque cuando se ha movido el Rey, aunque haya vuelto a su posición inicial. En el ejemplo el rey blanco se ha movido una casilla a su derecha, por lo tanto ya no podrá efectuar ni el enroque largo ni el corto.

No puede hacerse el enroque cuando se ha movido el Rey
No puede hacerse el enroque cuando se ha movido el Rey

3. Cuando se ha movido la Torre, aunque haya vuelto a su posición inicial. Si que podemos, en cambio, enrocar con la otra torre, si ésta aún no ha sido movida. En el ejemplo las torres se han movido y por tanto no se podrá hacer el enroque corto ni el largo en ninguno de los dos bandos.

No puede hacerse el enroque cuando se ha movido la Torre
No puede hacerse el enroque cuando se ha movido la Torre

4. Cuando el Rey, al efectuar el enroque, tiene que pasar por una casilla dominada por una pieza contraria. En cambio, no tiene importancia que la torre pase por una casilla dominada por las piezas del adversario. En el ejemplo se observa que no se puede hacer el enroque largo mientras el alfil negro domine la casilla del lado izquierdo del rey blanco, por donde tendría que pasar el rey para enrocarse.

Cuando el Rey, al efectuar el enroque, tiene que pasar por una casilla dominada por una pieza contraria
Cuando el Rey, al efectuar el enroque, tiene que pasar por una casilla dominada por una pieza contraria

5. Cuando esté ocupada, por una pieza propia o del adversario, una casilla por la que tiene que pasar el Rey o la Torre al efectuar el enroque. En el ejemplo el Rey blanco no puede llevar a cabo el enroque largo, porque hay un Caballo que ocupa una casilla por la que tendría que pasar en caso de querer efectuar esta jugada. El enroque corto tampoco es posible por el mismo motivo, ya que el Alfil blanco corta el paso al propio Rey.

Cuando esté ocupada, por una pieza propia o del adversario, una casilla por la que tiene que pasar el Rey o la Torre al efectuar el enroque
Cuando esté ocupada, por una pieza propia o del adversario, una casilla por la que tiene que pasar el Rey o la Torre al efectuar el enroque

Anterior
Siguiente