El Final

Concepto básico de final

El final es la última fase de la partida, que empieza una vez ha finalizado el medio juego. Algunos especialistas determinan que se ha llegado al final cuando, como máximo, quedan dos piezas además de los peones y los Reyes.

El estudio de los finales es imprescindible para el jugador que quiera progresar en el juego del ajedrez. De nada sirve haber jugado una excelente partida si no se sabe cómo rematar en la fase final del juego.

Recordemos que un plan básico en ajedrez, cuando tenemos ventaja de material, es intentar llegar lo antes posible al final de la partida, realizando cambios, ya que normalmente, esta ventaja aumentará su valor a medida que vayan quedando menos piezas sobre el tablero.

Características generales de los finales

La fase final del juego tiene sus propias características particulares:

  1. Se produce una modificación en el valor relativo de las piezas. Es posible que un peón valga igual o más que una pieza.

  2. El Rey pasa a tener un papel decisivo, tanto desde el punto de vista ofensivo, como defensivo.

  3. Los peones tienen una función primordial, dada su capacidad de coronación una vez que llegan a la octava línea. No olvidemos que un final con un peón de menos termina la mayoría de las veces por concretarse en una partida perdida.

  4. La estrategia es más importante que las combinaciones. Aunque en el final también hay elementos tácticos, la concepción del juego de conjunto es lo más importante.

Anterior
Siguiente