Cómo se mueven las piezas de ajedrez

Las piezas de ajedrez se caracterizan por moverse de modo distinto: los peones tienen su propio movimiento, los Alfiles el suyo propio, los Caballos también se mueven de forma distinta, las Torres igualmente tienen su propio movimiento, y así la Dama y el Rey.

Además, los peones tienen algunas particularidades más ya que capturan las piezas enemigas de modo diferente al que se mueven, pueden capturar al paso, y si llegan a entrar en el campo contrario y alcanzan la última fila pueden convertirse en la pieza que el jugador elija.

A continuación veremos todo esto con detenimiento.

Cómo se realiza la jugada de ajedrez

Una jugada consiste en trasladar una pieza de un cuadro a otro del tablero que esté libre u ocupado por una pieza del oponente (las únicas excepciones son el enroque y la promoción del peón, que veremos en próximos capítulos).

Si un jugador toca deliberadamente una pieza propia, no puede rectificar y es obligatorio moverla. Si toca una pieza contraria y la puede capturar es obligatoria esta captura.

El jugador que lleva las piezas blancas es el que realiza el primer movimiento, ya que así se ha convenido en el reglamento del juego. Para saber cuál de los dos jugadores tiene que llevar las piezas blancas, se hará un sorteo previo y, en caso de jugar diversas partidas, se irá alternando el color de las piezas.

Nunca un jugador puede mover dos veces seguidas, por tanto, se tiene que esperar siempre la respuesta del contrincante para volver a jugar.

Componer

El jugador al cual corresponde jugar, puede ajustar la posición de una o diversas piezas en sus casillas, siempre que exprese previamente su intención de hacerlo diciendo la palabra “compongo”.

Cómo se capturan las piezas

Capturar o tomar una pieza contraria significa desplazar nuestra pieza atacante hasta la casilla donde se encuentra la del bando contrario y sacar a ésta fuera del tablero para el resto de la partida.

Ya conoces el valor de las piezas, y también sabes que ese valor varía en función de la posición del resto de piezas en ese preciso instante, por ello, cuando tengas que capturar una pieza debes medir bien las consecuencias. A continuación tienes unos ejemplos en que las capturas de piezas y los cambios tienen distinto valor dependiendo de la disposición del resto de piezas.

En la posición del diagrama la Torre vale menos que los dos peones, ya que no puede impedir que uno de los dos corone.

Valor de las piezas
Valor de las piezas

En el siguiente diagrama, puede cambiarse el Alfil por un peón ya que, en caso de ser capturado, un peón negro llegaría a coronar.

Cambio de Alfil por peón
Cambio de Alfil por peón

El siguiente diagrama nos muestra un cambio que no supone una ventaja material para ninguno de los dos contrincantes, mientras que luego vemos un ejemplo que nos indica la manera de hacer un cambio desigual con la consiguiente ventaja material.

Cambio igual: El Alfil negro toma el Caballo y el peón de “g” toma el Alfil. Cuando acabes el curso vuelve aquí y averigua por qué no toma de Dama.

Cambio de piezas que no aporta ninguna ventaja
Cambio de piezas que no aporta ninguna ventaja

Cambio desigual: El Alfil es cambiado por una Torre y obtiene ventaja material.

Cambio de Alfil por Torre
Cambio de Alfil por Torre

A continuación vamos a ver cómo se mueve cada pieza, utiliza el paginador de abajo para ir a la siguiente lección, o también puedes saltar a la lección que prefieras mediante el índice de contenido situado en el lateral.

Anterior
Siguiente