Como estudiar las Aperturas

Existen más de cincuenta aperturas conocidas que dan lugar a centenares de variantes que sería imposible conocer, aunque estudiásemos todas las horas de una vida. ¿Qué se tiene que hacer, pues, para tener un conocimiento suficiente de la teoría de las aperturas?

  1. Escoger las aperturas y defensas que mejor se adapten a nuestras aptitudes, carácter y estilo de juego. Es muy recomendable cuando se empieza a jugar, practicar las aperturas abiertas, ya que son más ricas en motivos tácticos, que serán muy necesarios para conseguir una base sólida de juego.

  2. Estudiar en profundidad sólo unas pocas variantes principales de las dos o tres aperturas y defensas que jugaremos. Agrupa las aperturas por familias en función de sus estructuras de peones y el desarrollo primario de las piezas menores.

  3. Profundizar en el estudio de los fundamentos estratégicos de la apertura, las ideas básicas referentes al desarrollo de las piezas, la lucha por el centro del tablero, los modos de “romper” (abrir el juego), iniciativas de ataque y defensa, etc.

Anterior
Siguiente