Valoración de posiciones con material equivalente

Después de la evaluación, tenemos otra difícil tarea que cumplir, quizás la más difícil: determinar cuáles de los factores posicionales son los más importantes en nuestra posición exacta y particular. De hecho, está a punto de determinar la esencia de la posición.

Si la evaluación posicional se puede hacer casi matemáticamente, elegir el factor más importante hace la diferencia entre el nivel de los jugadores y sus estilos de juego.

El ajedrez es un intercambio generalizado. A veces, para obtener alguna ventaja, tenemos que renunciar a algunas otras o incluso admitir algunas debilidades. Comprender la esencia de la posición nos llevará a tomar decisiones correctas.

Las posiciones con material equivalente (PME) son las posiciones donde el material en el tablero de los dos jugadores tiene igualdad en el valor, pero no son iguales las piezas.

Por ejemplo, uno de los jugadores tiene dos Torres y un peón, contra una Torre, un Caballo y un Alfil (junto con otras piezas en el tablero que son iguales). O: un Caballo contra tres peones, o una Dama contra tres piezas menores, etc.

En la lección “Valoración posicional de las piezas” indicamos el valor relativo de las piezas durante la apertura, medio juego y final. Esa lección realizaba una valoración cuantitativa, ahora trataremos la evaluación cualitativa de las posiciones.

Hay cuatro criterios de evaluación de la PME:

1. La posición de los Reyes

Cuando tenemos una PME, tenemos que comenzar con este criterio que tiene un papel decisivo.

Para evaluar el grado de seguridad de ambos Reyes vamos a analizar la estructura de peones que protege a los Reyes y las posibilidades de ataque de los jugadores.

2. La calidad de las piezas menores

La calidad de las piezas menores (Alfiles y Caballos) depende de:

  • El grado de coordinación entre las piezas menores
  • La existencia de puestos avanzados para estas piezas

Analizaremos la posición en el tablero de las piezas menores y si su posición está protegida contra los ataques del oponente.

  • Los Alfiles deben estar activos en diagonales largas.
  • Los Caballos deben tener bases seguras para las operaciones activas.

3. La existencia y calidad de la pieza coordinadora del juego

Un criterio muy importante es la existencia de una pieza mayor activa (Torre o Dama) por el lado con piezas (o peones) más débiles. Esta pieza mayor coordinará el juego de las piezas menores y su ausencia puede cambiar completamente la evaluación posicional.

Por lo tanto, tenga cuidado con el intercambio de la última pieza importante!

Una posición equilibrada puede convertirse en una mala posición si esta pieza principal no existe.

Los papeles que desempeña la pieza coordinadora del juego son:

  • Defiende sus piezas menores;
  • Previene la penetración en su campo de las piezas del enemigo
  • Constituye un factor decisivo para los ataques contra el Rey enemigo o para entrar en el campo del enemigo.

Nota: en partidas muy sencillas (con muy pocas piezas), la pieza de coordinación de juego puede ser incluso el propio Rey (si el Rey puede conseguir una posición activa).

4. La existencia de mayorías de peones móviles y la posibilidad de crear peones libres

Es obvio que en un final con equivalencia material, el primer jugador que cree un peón libre y protegido tendrá la ventaja.

El peón libre obligará a las piezas enemigas a ocupar posiciones defensivas y, por lo tanto, dará al jugador que posee el peón libre la posibilidad de entrar con sus piezas en el campo del enemigo.

Anterior
Siguiente