Colaboración entre piezas

En su empresa por luchar o defender objetivos vitales, la colaboración entre piezas es esencial.

El reordenamiento de piezas para conseguir una mejor colaboración y mejores desempeños para cada pieza es una de las técnicas sofisticadas del juego posicional de alto nivel.

De hecho, normalmente, si varios movimientos seguidos de la misma pieza no obedecen a un plan calculado de recolocación, entonces el jugador que está ejecutando esos movimientos está facilitando la obtención de ventaja posicional al adversario.

Cuando hablamos del mejor lugar para una pieza, no sólo pensamos en el mejor lugar para cada pieza individualmente, sino también en el lugar desde donde:

  1. La pieza no limita la movilidad de otras piezas de su propio bando.
  2. Junto con otras piezas, apunta hacia objetivos importantes, casillas clave, áreas del tablero, creando problemas al oponente.

Ejemplo 1

La siguiente posición es un excelente ejemplo para esta lección.

colaboración entre piezas

El blanco tiene el par de Alfiles, una buena columna semiabierta para su Torre, una buena posición para la Dama y un centro de peones móvil. Esto suena bien, pero todas estas piezas no funcionan juntas; sus lugares son buenos sólo individualmente y no forman un equipo.

Por su parte, el negro concentrará sus piezas para apuntar al centro blanco, especialmente al peón d4. Después de 1… Da5, el negro amenaza con ganar un segundo peón con Cxe4 o Axd4.

2. Ac1 Td8 (e4-e5 no es bueno debido a Cd6-f5)

Ahora, todas las piezas negras tienen posiciones muy eficientes: defienden todo y ponen conjuntamente una fuerte presión sobre los peones del blanco.

Armas muy fuertes en el ajedrez como el par de Alfiles y el centro de peones móvil se quedan inofensivas por la fuerte colaboración entre las piezas negras.

Ejemplo 2

En la siguiente posición, surgida en la partida Hort - Fischer, 1970, el negro juega en el flanco de Dama. Sin embargo, sin reestructurar sus piezas, le resulta difícil obtener la iniciativa.

colaboración entre piezas

Fischer encuentra un modo de mejorar la posición de Cc6: 1… c4! 2. dxc4 Ce5

Ahora, el Caballo negro ocupará la mucho mejor casilla c4 y, al mismo tiempo, abrirá la columna c para sus piezas mayores.

Con los dos Caballos en c4 y d4, el Alfil en g7 y la columna c abierta, la colaboración entre las piezas es perfecta y ofrece al negro una fuerte iniciativa.

Ejemplo 3

En el siguiente ejemplo, el último movimiento blanco fue 18. f3 contra amenazas como g5-g4 y f4-f3. Además, la segunda columna está abierta en caso de que el blanco necesite proteger la casilla h2.

colaboración entre piezas

El ataque negro al Rey no tiene posibilidades de triunfar con sólo el objetivo h2.

Utilizando las CCS del último movimiento blanco (que tiene el inconveniente de debilitar la diagonal de casillas oscuras g1-a7), el negro encuentra un plan muy interesante para traer a su Alfil malo de f6 a la diagonal debilitada y hacerlo participar en el ataque en el flanco de Rey.

Con tal mejora de la posición, el ataque negro se volverá muy fuerte.

Entonces, ¿qué tiene que hacer el negro?

Necesita mover el peón c7 y Cd8 para jugar Af6-d8-b6. Al mismo tiempo, no necesita preocuparse por abrir la posición en el flanco de Dama, ya que aquí está la única posibilidad de contraataque del blanco, por lo que incluso luchará para abrir la posición allí.

La partida continuó con: 18. … c5 19. Ac3 b6 20. a3 Aa6 21. Tc1 Cb7 22. Tf2 b5 23. cxb5 Axb5 24. Af1 Ad8 25. gxf4 Axd3 26. Dxd3 c4 (ver diagrama)

colaboración entre piezas

Y ahora el Alfil negro viene con fuerza a la muy buena posición de b6, y el blanco tendrá un peón menos después de 27. De3.

En este ejemplo, vimos una técnica fuerte: el jugador determina cuál es su peor pieza y planea mejorar su posición. La peor pieza negra era el Af6 que estaba bloqueado detrás de sus propios peones. Con una maniobra oculta que tuvo en cuenta que el blanco pretendía abrir el flanco de Dama, el negro logró hacer de su Alfil malo la pieza más peligrosa del tablero.

Analizaremos la colaboración entre piezas con más detalle cuando estudiemos los finales complejos.

Durante la fase final, la colaboración entre piezas es fundamental y podremos ver muy buenas maniobras e ideas que son instructivas para el medio juego también.

Anterior
Siguiente