Alfil bueno y Alfil malo

¿Quién no ha oído hablar del Alfil bueno y el Alfil malo?

Por si acaso, el Alfil malo está obstruido por sus propios peones inmóviles (generalmente detrás de ellos, no delante), mientras que el Alfil bueno puede moverse fácilmente alrededor de sus propios peones.

En la partida Averbach - Furman, 1960, el negro hizo un error decisivo al jugar 1… Aa3?

evaluación de las alfiles

Con el peón aislado bloqueado en d5, el negro debería haber mantenido a su Alfil de casillas oscuras (el bueno) en el tablero. Después del intercambio, apareció un complejo de casillas débiles y el blanco consiguió una excelente posición después de:

2. Txc6 bxc6 3. Axa3 Dxa3 4. Td4

Podemos ver al blanco explotando las casillas débiles y el Alfil negro de casillas claras en una posición desafortunada, obstruido por su propio peón inmóvil de d5.

4… Da5 5. Ta4 Db6 6. Df1 Ta8 7. Dd3

La diferencia de calidad entre los dos Alfiles, las débiles casillas oscuras d6, c5, y a5 ofrecían al blanco un juego fácil y la victoria.

Sin embargo, para determinar que un Alfil es realmente “malo” a menudo no es tan fácil.

Hemos elegido una posición interesante para ver qué Alfiles son malos y cuáles son buenos.

evaluación de las alfiles

El Ag2 se ve muy mal, ya que tiene una larga cadena de peones blancos delante de él. Incluso si no podemos decir que el Ag2 es bueno, tampoco podemos decir que sea malo.

La estrategia del blanco será jugar a2-a3 y b2-b4 con un poco de preparación primero, luego, c4-c5 y luego f3-f4 y así sucesivamente.

Es muy probable que el centro no se cierre para siempre y el Ag2 sostenga los puntos e4 y d5 en la futura batalla. Más tarde, después de algunos cambios en el centro, incluso es posible que la diagonal h1-a8 se abra.

  • El Alfil blanco de casillas oscuras es un buen Alfil. Puede venir a e3 viendo ambos flancos y también defendiendo las casillas oscuras detrás de los peones blancos avanzados en el centro.
  • El Ag7 negro es como el Ag2. Está bloqueado, pero el negro puede jugar f7-f5 y después de la eliminación del peón e4, el Alfil puede obtener una diagonal fuerte.
  • El Ac8 no está bloqueado por sus propios peones, pero no tiene una casilla segura para desarrollarse. El Alfil defiende a pesar de las casillas claras del campo negro ante f7-f5 que debilitaría la casilla e5.

A continuación vemos una posición teórica que se encontró muy a menudo en la práctica durante los años 50.

evaluación de las alfiles

Los jugadores de DIR suelen enorgullecerse por su Ag7 y, en muchas variantes, la apertura de líneas para ese Alfil significa un triunfo en la apertura.

Sin embargo, está claro que el Alfil negro de casillas oscuras es malo y la práctica demostró que la apertura de líneas para ese Alfil es mucho más difícil que el intercambio de ese Alfil por el buen Alfil blanco.

Así que aquí, el negro tiene 1… Ah6! y el blanco no puede evitar el intercambio (Cd2 tiene que moverse).

El negro pretende ahora hacer otros intercambios y entrar en un final con el Alfil bueno contra el Alfil malo.

Durante la apertura o inicio del medio juego, no es del todo correcto declarar que un Alfil es malo y tomar decisiones basadas únicamente en esta valoración.

Hay muchos casos en que el Alfil tiene otras tareas importantes o se puede activar más adelante en el juego.

Por ejemplo, el Alfil de casillas oscuras en la Defensa Siciliana Scheveningen y otros sistemas, tiene el papel muy importante de defender el peón d6 que está en una columna abierta para el blanco, por lo que sería un objetivo vulnerable sin el Alfil e7.

evaluación de las alfiles

O en la Defensa Francesa, el Alfil malo de casillas claras juega a menudo un papel importante de sostener el peón e6 que permite que el negro ataque el centro con f7-f6, también abriendo la columna f y consiguiendo algunas veces un ataque en el flanco de Rey.

evaluación de las alfiles

Si el Alfil no estuviera en d7, después del intercambio e5xf6, el peón e6 se convertiría en una objetivo fácil para las piezas mayores blancas.

Sin embargo, el jugador debe tener en cuenta todo el tiempo que el Alfil malo puede ser un problema serio en el juego final, y preparar el intercambio o su activación, mientras no sea demasiado tarde.

Juego de peones para los Alfiles

Los movimientos de peón son muy importantes para todo el juego, por supuesto, pero los Alfiles son las piezas más afectadas.

Los peones pueden bloquear a los Alfiles, pero también pueden ayudarles a obtener diagonales excelentes.

En este ejemplo, el negro jugará sólo los siguientes movimientos con los peones, abriendo y apoyando las casillas desde la gran diagonal a8-h1: 1… c5

evaluación de las alfiles

En primer lugar, el negro abre la diagonal para el Alfil, asegura la casilla d4 y mantiene sus intenciones ocultas hasta el enroque blanco.

2. 00 Ahora, los peones negros del flanco de Rey correrán hacia el Rey blanco

2… f5! 3. Cg3 g5!

El avance de los peones negros es fácil a medida que ganan tempos atacando a los Caballos blancos.

4. d3 g4 5. Cd2 h5 6. Cc4 h4 7. Ce2 h3 8. g3 Cb6

Con una excelente posición para el negro.

Alfil malo delante de peones

Esta posición es de la partida Botvinnik - Kan, 1939.

evaluación de las alfiles

Si miramos los peones blancos bloqueados en el centro, el Alfil blanco se puede considerar malo, pero, por supuesto, no es tan malo.

El Alfil blanco no está bloqueado detrás de sus peones, sino que está delante, ve ambos flancos, está bien defendido y un intercambio de Alfiles en d5 ofrecerá al blanco un peón libre, sostenido y avanzado después de e4xd5.

El juego fue: 1… Ac8 (si 1… b5 2. cxb5 Axb5 3. Tb1) 2. Da4 Ad7 3. Da6 Ae8 4. Tb1 Td6 5. a4 Rh7 6. a5 bxa5 7. Dxa5 Ta6 8. Dxc5 y el blanco tiene un peón más y una posición ganadora.

El Alfil bueno a menudo también tiene tareas defensivas

Los Alfiles buenos son a menudo piezas muy importantes no sólo porque son activos, al no estar bloqueados por peones, sino también porque defienden las casillas adyacentes a las cadenas de peones.

En esta posición, ambos jugadores perdieron sus buenos Alfiles y podemos ver fácilmente que las casillas oscuras para el negro y las casillas claras para el blanco son débiles.

evaluación de las alfiles

Conclusión importante

Si hay peones inmóviles que restringen a un Alfil en su movimiento, entonces, ese Alfil es malo. En los finales, un Alfil malo a menudo significa una ventaja considerable para el oponente.

Sin embargo, en las aperturas e inicio del medio juego, un Alfil malo puede defender las casillas importantes.

El jugador tiene que evaluar muy bien qué elemento es más importante y determinar el momento adecuado para deshacerse de ese Alfil o para activarlo en otro lado del tablero.

Un buen Alfil o un Alfil que no es malo es en muchas situaciones más fuerte que el Caballo debido a su largo rayo de acción y por su mejor empleo en el ataque.

Anterior
Siguiente