Principales características de la seguridad del Rey

Cuando evalúas la seguridad del Rey, las principales características a seguir son:

  1. La estructura de peones delante del Rey
    • Una firme formación de peones alrededor del Rey ayudará en su defensa, mientras que los peones débiles y las casillas sin vigilancia cerca del Rey, ayudarán en gran medida al atacante.
    • Las posibilidades de destruir el escudo de peones del oponente por los avances de peones o piezas de ataque.
  2. La superioridad en el centro suele ofrecer una mejor movilidad para las piezas y crea la posibilidad de que más piezas lleguen rápidamente alrededor del Rey enemigo. Además, como sabemos, un ataque de flanco no puede tener éxito si la situación en el centro no es estable.
  3. Las columnas abiertas y semiabiertas también son importantes y a menudo son la base de los ataques contra el Rey enrocado, ya que las Torres son muy fuertes en ataque.
  4. La superioridad local de las fuerzas
    • El bando con mejor movilidad generalmente encontrará más fácil atacar al Rey. Generalmente, podrán traer al ataque más piezas que el defensor.
    • Una ventaja de espacio en el lado del tablero donde está el Rey oponente puede permitirte traer más piezas al ataque que el defensor y aumenta la probabilidad de un ataque exitoso.

El ataque contra la muralla que protege al Rey constituye un capítulo fundamental en la moderna “Teoría del medio juego”.

Podemos considerar que la apertura termina cuando los Reyes están protegidos por su muralla.

A partir de ese momento, el jugador intenta crear debilidades en el bando contrario, asegurando la mejor movilidad posible a sus propias piezas.

Condiciones de ataque

Para atacar el refugio enemigo, deben cumplirse dos condiciones básicas:

  1. El Rey debe tener una o más debilidades
    • A largo plazo e irreversible: como el avance de uno o más peones de protección del refugio (f, g o h).
    • A corto plazo y defendible: como la desaparición de las piezas de defensa del refugio (por lo general, el Caballo del flanco de Rey, Ae7, Cd7 o Dd8 para el refugio negro -y simétricas posiciones para el blanco-).
  2. El ataque debe basarse en las debilidades anteriores, y para ello debe:
    • Existir líneas abiertas (columnas, filas o diagonales).
    • Estas líneas se controlan con piezas de largo alcance (Dama, Torre o Alfil).
    • Se puede crear una superioridad local de fuerzas.
Anterior
Siguiente