Lucha en el centro y en ambos flancos

Centro pasivo contra centro activo

He aquí una situación típica de medio juego en un Gambito de Dama Rehusado:

Contrajuego
Contrajuego

Es fácil imaginar que las negras reciban mate rápidamente, digamos en una docena de jugadas. Por ejemplo: 16 … Dc7 17 Ce5 Cd7 18 f4 Tfe8 19 Dg4 Cf8 20 Tf3, con el oportuno avance d5 ó f5. Pero las negras, a partir del diagrama, tienen una posición perfectamente viable. La razón por la que podrían perder rápidamente es que su posición requiere contrajuego. La única forma de obtenerlo es transformar su formación central pasiva en activa.

En esta situación, familiar en partidas con el Gambito de Dama o la Defensa Caro-Kann, las negras necesitan jugar bien …e5, bien …c5, para liberar sus piezas.

Esto fue, precisamente, lo que sucedió en la partida Oldrich Duras – Alexander Alekhine; Karolvy Vary (República Checa), 1911, después de 16 … c5! 17 Tfe1 cxd4 18 Cxd4 Ab4! 19 Tf1 Tfe8.

De repente, los alfiles negros son tan amenazadores como los blancos, y Alekhine estaba preparado para crear nuevas amenazas con …Dc5 ó …e5, o incluso …b5. El juego flojo de las blancas precipitó su caída y las negras ganaron.

Volviendo al diagrama, podríamos criticar la ruptura …c5 por varias razones. Por ejemplo: concede a las blancas mayoría de peones en el flanco de dama. Además, abre la gran diagonal de casillas negras. Pero estas consideraciones palidecen ante la exigencia de un juego dinámico de piezas. Las negras, sencillamente, están obligadas a reaccionar en el centro si no quieren ser barridas del tablero.

Un centro fuerte, aunque sea restringido y dispuesto para la defensa, puede convertirse en un centro activo con unos cuantos toques diestros si el defensor está alerta.

Juego en ambos flancos

En aquellas raras ocasiones en que las posibilidades son tan complejas que puede actuar en ambos flancos al mismo tiempo, el defensor debe considerarse afortunado. Normalmente, cuando un jugador observa ambos flancos es porque trata de calcular si puede romper en uno antes de recibir mate en el otro. Pero puede significar también que el defensor está apuntando a dos flancos en expansión. Ratmir Jólmov – Viacheslar Ragozin; XXI Campeonato de la URSS, Kiev (Rusia), 1954.

Contrajuego
Contrajuego

Está claro que las blancas tienen la porción del pastel en el centro y un fuerte juego en el flanco de dama. El plan, por ejemplo, a base de a5, Db2, Tc1 y c5 sería prácticamente ganador.

El contrajuego de las negras podría organizarse con …e5, pero Ragozin encontró una interesante alternativa:

23 … h4! 24 a5 Ch5 (elimina la pieza más fuerte) 25 Axg7 Cxg7 26 Dd4 b6!

La idea de las negras es cambiar peones, jugar luego …Dc5 y ocupar la columna con las torres.

El sacrificio del peón de h vale la pena. El mejor plan de las blancas es 27 axb6 Dxb6 28 c5! Dxb4 29 Dxb4 Txb4 30 c6 Ac8 31 g4, aunque, como indicó Ragozin en sus notas, las negras tendrían buenas posibilidades con 31 … e6.

La idea combinada de atacar el flanco de dama blanco en su base y el flanco de rey en ‘g3’ es muy original. Las negras vieron recompensada su creatividad cuando su oponente jugó 27 Tb2?, omitiendo 27 … bxa5 28 Txa5 Txb4!, y acabaron ganando en la jugada 44.

Anterior
Siguiente