Contrajuego en el mismo flanco

Cuando el defensor elige (o se ve obligado a elegir) luchar en el mismo sector del tablero en que actúa el atacante, el juego se convierte a veces en una batalla por el espacio. El defensor puede concederle terreno a su adversario, pero sólo si está seguro de que puede crear una línea inexpugnable de resistencia.

En la posición del diagrama siguiente, que se produjo en la partida Vasili Smíslov – Yuri Averbaj; XXII Campeonato de la URSS, Moscú (Rusia), 1955, las negras quedaron sin juego en el flanco de rey y tampoco tenían fuerzas suficientes para realizar el avance …e5 o cualquier otro juego central.

Contrajuego
Contrajuego

Si, por ejemplo, 14 … dxc4 15 Cxc4 c5 16 Da3, la posición es incómoda para las negras. De modo que esperan a que las blancas muestren sus planes para el medio juego. Un defensor alerta a menudo puede optar por jugadas de consolidación (por ejemplo, 14 …Rg8, para sacar el rey de una diagonal que puede abrirse más tarde) para obligar a su rival a tomar una decisión difícil. Ante 15 Cc2 ó 15 Cb1, para reciclar el caballo, las negras pueden seguir con 15 … dxc4 16 bxc4 Tfe8 y …e5, sin los problemas habituales. En caso de 15 Tfd1, 15 … Tfe8 ó 15 … Tfd8 mantiene en reserva una decisión.

Smíslov jugó 15 b4 con el doble propósito de ganar espacio en el flanco de dama (detiene …Db4 y …c5 en algunos casos) y amenazar c5 ó b5 tras la correspondiente preparación. Las blancas tienen una considerable ventaja porque sus piezas ligeras son mejores. Así que sólo necesitan que también lo sean las piezas mayores más terreno y apertura de líneas para imponer esas ventajas.

Las negras jugaron sutilmente 15 … Tb8!, cuya amenaza es 16 … c5, para aprovechar la situación de la dama blanca en la columna b. Ahora 16 c5 bxc5 17 bxc5 Aa6 habría sido excelente para las negras, y 16 Tc2 c5! 17 bxc5 bxc5 18 Dc1 Tfc8 daría un juego igualado. Las blancas prefirieron 16 cxd5 cxd5 17 Tc2.

De nuevo, las negras tenían que jugar activamente, so pena de ser aplastadas con Tfc1. Averbaj optó por 17 … a5! y, para evitar la apertura de la columna, las blancas jugaron 18 b5 Db4! 19 Tfc1 Dxb2 20 Txb2 Tfc8 y tras varios movimientos el juego acabó en tablas.

La clave para obtener contrajuego en el mismo flanco del ataque es saber cazar al agresor en el momento justo en que no está preparado para ello. Como ilustración, hay un tema común de juego en el flanco de rey cuando las blancas realizan el avance g4 y las negras responden …h5! Si las blancas siguen con g5, permiten a las negras la elección entre abrir más tarde el flanco de rey con …f6, y si gxh5, las blancas habrán dislocado la estructura de peones en el flanco por el beneficio dudoso de una columna semiabierta.

El que sigue es un caso típico en la Variante Saemisch de la Defensa India de Rey:

Contrajuego
Contrajuego

El último movimiento de las negras 10…h5! frena el ataque natural (h4-h5, Ah6), al tiempo que amenaza …hxg4. Si 11 g5 Ch7, las negras tienen muy buen juego en ambos sectores del tablero. De momento, han detenido el asalto blanco en el ala de rey. Por otro lado, la alternativa 11 gxh5 Cxh5, seguido de …f5, es aún peor para las blancas.

La mejor opción de las blancas es 11 h3 para mantener la tensión. Pero con el flanco de rey en equilibrio, las negras pueden apoderarse de la iniciativa en el flanco opuesto con 11 … b5! Por ejemplo: 12 Ag2 Cbd7 13 Ag5 Da5, y …b4.

La debilidad del avance …h5 es mucho menor que g4, un avance que a Tarrasch le gustaba llamar “la jugada del harakiri”.

Anterior
Siguiente