Como evitar la derrota

Qué significa “evitar la derrota”? ¿No hemos visto ya todo lo que tiene que ver con el tema de la defensa? Sí, pero nos hemos concentrado en la fase de una partida en la que el defensor se ve enfrentado a decisiones capitales que, si son acertadas, pueden llevar a un satisfactorio medio juego. Pero si la Primera Crisis es mal tratada, entonces el defensor tendrá motivos para preocuparse. Detengámonos ahora en las crisis posteriores.

La esencia de una buena defensa es crear las mayores dificultades posibles al oponente. Esto parece evidente, pero no lo es en modo alguno. Cientos de millares de partidas se han perdido cuando el defensor liquida una mala posición de medio juego para pasar a un final desesperadamente perdido para él. O cuando el defensor, en lugar de abrirse paso hacia el final, sin ceder ni un ápice, decide emprender una tentativa desesperada en busca de complicaciones que destruye sus contornos defensivos en pocas jugadas.

El buen defensor debe ser derrotado varias veces en una misma partida. Un error de apertura, la pérdida negligente de un peón, el fracaso de su iniciativa, una estructura de peones dislocada: todo eso son cosas que puede aceptar y seguir ofreciendo, pese a ello, una dura resistencia.

Echemos un vistazo a una conocida trampa teórica en la Defensa India de Dama:

1 d4 Cf6 2 c4 e6 3 Cf3 b6 4 Ag5 h6 5 Ah4 Ab7 6 e3 Ab4+ 7 Cbd2??, y ahora 7 … g5 8 Ag3 g4 gana pieza a causa de la amenaza …Ce4 si se mueve el caballo de f3.

Cómo evitar la derrota. Apertura Escocesa
Cómo evitar la derrota. Apertura Escocesa

Esta posición se ha producido dos veces en torneos internacionales, y en ambos casos movían las piezas blancas fuertes grandes maestros. Algunos jugadores se rendirían de inmediato para salvar la cara. Pero ninguno de los dos grandes maestros se rindió… ¡y ninguno de ellos perdió!

Efim Bogoljubov – Siegbert Tarrasch; Gotemburgo (Suecia), 1920:

9 a3 gxf3 10 axb4 fxg2 11 Axg2 Axg2 12 Tg1 Ab7 13 Ah4 d6 14 e4 Cbd7 15 Df3 De7 16 Tg4 e5 17 d5 0-0-0 18 Re2 Tdg8 19 Tag1 Txg4 20 Txg4 h5 21 Tg3 Rb8 22 Df5 Ac8 23 Ag5 h4 24 Tf3 Df8 25 Axf6 Cxf6 26 Dxf6 Ag4 27 h3 Dh6?? 28 hxg4, y las negras se rindieron.

Wolfgang Uhlmann – Ove Kinmark; Halle del Saale (Alemania), 1963.

9 Ce5 Ce4 10 Dxg4 Axd2+ 11 Re2 Ab4? 12 Ah4 Ae7 13 Dg7 Tf8 14 Cg6! fxg6 15 Dxg6+ Tf7 16 Dg8+ Tf8 17 Dg6+. Tablas.

Recuerda que hay que cometer varios errores para perder una partida. Una mala posición no es lo mismo que una partida perdida. Sólo nuevos errores pueden significar la transición de mala posición a posición perdida.

Para una defensa eficaz, el jugador debe saber dos cosas:

  1. que se encuentra en dificultades, y
  2. por qué está en dificultades.

Sólo cuando el defensor sepa que tiene que defenderse, podrá oponer una dura resistencia. Sólo cuando entienda qué aspectos de su posición son debilidades y cuáles son puntos fuertes, sabrá qué debe preservar y qué debe cambiar.

A la posición del diagrama se llegó en la partida Abraham Speyer – Carl Schlechter; San Petersburgo (Rusia), 1909:

Cómo evitar la derrota
Cómo evitar la derrota

Un juego desaliñado de apertura ha dejado a las blancas con un flanco débil de dama, y antes de que sea invadido por las piezas negras, deberán buscar contrajuego en el centro con 20 Cc2 y 21 d4, o proteger aquel flanco a base de c4, Da5 y Teb1.

Sin embargo, las blancas no comprendieron los peligros de la posición y siguieron con un juego indeciso:

20 h3 Tfe8 21 c4 c5! 22 g4?

Si Speyer hubiese entendido la situación, habría tratado de cubrir todas sus debilidades del flanco de dama, Dc2, Cd2 y Teb1. Otra posibilidad, señalada por Lasker, era 22 Cd5, seguido de exd5, y la preparación de f4, al ser cambiado el caballo en d5. Pero la jugada 22 g4 inicia un ataque a la bayoneta en un momento en que el tiempo es esencial. Como hemos sugerido en la sección sobre el contrajuego, una avalancha de peones puede ser el procedimiento preciso en ciertos casos, pero siempre es lenta.

22 … Tb3, y sólo ahora se situaron las blancas a la defensiva: 23 Dc2 Teb8 24 Cd2 T3b7 25 Teb1

Pero ahora las negras tenían un nuevo objetivo en el flanco de rey, y lo explotaron hábilmente:

25 … h5 26 f3 Ch7! 27 Txb7 Txb7 28 Tb1 Ag5 29 Cef1 Cf8! 30 Txb7 Dxb7 31 Ac1 Ad7

Ante las amenazas …Db4 y …Ce6-d4, las blancas perdieron un peón después de 32 Cb1 Axa4, y pronto la partida.

No reconocer los peligros que contiene la posición y jugar de forma vacilante fueron los culpables de la derrota blanca en la partida anterior. Un error igualmente común es malinterpretar los aspectos positivos y negativos de una posición.

Tenemos aquí un medio juego avanzado propio del Torneo de Candidatos de 1953. Los peones blancos son muy malos, pero las piezas de ese bando son activas y pueden ofrecer una defensa tenaz con 36 Tdf6! Txe3 37 Ad5! La pérdida del peón no es decisiva en tanto las blancas puedan plantear amenazas en el flanco de rey.

Cómo evitar la derrota
Cómo evitar la derrota

Pero Najdorf (blancas) jugó 36 Dxe7??, “un increíble error conceptual”, como él mismo diría más tarde. En el final, el flanco de rey de su rival no está amenazado y Guéler (negras) ganó de forma expeditiva:

36 … Txe7 37 Ad5 Txe3 38 Td8+ Rg7 39 Tc8 Cd3 40 Ta8 Te2+ 41 Rg1 Td2 42 Taa1 Cb4, y las blancas se rindieron.

Anterior
Siguiente