Enviado por Chesscampus el Dom, 24/05/2020

Tal y como Chess.com aclara en este post, las medidas para impedir la ayuda en los torneos consisten en: el porcentaje de movimientos que se superponen con la primera opción de un motor (en torno al 70%) y el tiempo que se usa en tomar una decisión.

Durante las tres últimas semanas he venido realizando un experimento en Lichess con el objetivo de comprobar la fiabilidad de tales medidas y las conclusiones han sido las siguientes.

En primer lugar, dado que la apertura es una fase teórica, no debe extrañar que los primeros 10 o 15 movimientos se superpongan a los de Stockfish. Por tanto, cualquiera puede ayudarse en la apertura sin levantar la más mínima sospecha.

He hecho esto en los torneos a 3+2 jugados en estas semanas y he podido observar que la mayoría de adversarios, incluidos los más fuertes, estaban perdidos con desventajas de hasta -7, ya en esta fase de la partida.

También he comprobado que cuando el oponente muerde el polvo (estar en desventaja de 7) no hay mucha diferencia entre que tenga 2400 o 1800 y se puede jugar sin ayuda, quizás se mueva un poco más pero acaba muriendo igualmente. Tampoco resulta un problema que a nosotros nos queden 50 segundos y al GM 2 minutos, ya que 2 segundos de incremento es suficiente para liquidar cualquier partida con +7 de ventaja.

También se observa que resulta beneficioso visitar a la élite de vez en cuando y encabezar la clasificación del torneo, sobre todo para perder el miedo a lo desconocido.

Ayudarse de un motor en la apertura también enseña a jugar las aperturas. Tenemos la costumbre de jugar aquellas posiciones que nos dan seguridad, y eso es bueno, el problema es que sin la ayuda de un motor, una vez acabada la parte conocida, tenemos que gastar tiempo para buscar el siguiente movimiento sin saber si el movimiento elegido es el correcto, mientras que con la ayuda de un motor aprendemos cómo continúa la línea teórica. Además, si eres de los que como yo, tenemos problemas para recordar el nombre de una determinada apertura y se nos da mejor recordar posiciones, este es un buen método para aprender aperturas.

Actualmente, las plataformas de ajedrez online todavía evidencian algunas limitaciones. Una prueba de la imperfección del sistema está en la denuncia y penalización del supuesto infractor. El sistema sólo actúa previa denuncia, lo que deja impunes a los infractores que no son denunciados. Esto prueba la incapacidad de controlar a todos, y en consecuencia, una falta de control total.

Realizar un 70% de los movimientos superpuestos a los de un motor en partidas 3+2 parece casi imposible, habida cuenta de que:

  1. en ocasiones el propio motor necesita tiempo para decidirse entre dos o tres opciones válidas;
  2. cuando llegan los apuros de tiempo hay que abandonar la ayuda y a partir de ahí todavía se juega un buen número de jugadas.

Esto nos lleva a sospechar que, o bien el jugador ha aprendido a jugar a nivel de Stockfish (cosa poco probable), o bien la penalización se aplica en contra de la presunción de inocencia. De lo que se deduce que la propia denuncia activa la penalización sin mayor contemplación. Esto revela una flagrante inseguridad derivada de un sistema imperfecto.

Tampoco el tiempo utilizado en cada jugada parece ser un parámetro suficientemente confiable, ya que Droidfish predice los mejores movimientos y en ocasiones se puede utilizar el premov, además de que podemos demorar intencionadamente la respuesta para no parecer autómatas.

Las consecuencias de la infracción también delatan dudas en el propio sistema. Un sistema automático por control de iris daría suficientes razones para la expulsión fulminante del infractor, al igual que el control por fotos aleatorias, previa su comprobación. En cambio, el sistema actual se limita a la imposibilidad temporal de jugar torneos.

Conclusiones

  1. Las medidas antiayuda actuales son limitadas, tal y como escribí en este postfalta una medida visual que permita vigilar al jugador en todo momento, bien por control de iris o bien por fotos aleatorias durante la partida.
  2. En los torneos Blitz online, los jugadores fuertes deben jugar aperturas totalmente desviadas de la teoría ya en los primeros movimientos del juego, para que esta fase sea denunciable.
  3. El tiempo 3+2 todavía es una duración que permite la ayuda, y en general cualquier duración con incremento, por lo que las partidas sin incremento de 3 minutos o menos, ofrecen mayores garantías de juego limpio.
  4. Se constata que en las partidas Blitz online, los 15 primeros movimientos son determinantes, al menos hasta el nivel de 2400 que es el nivel que he podido testear. De ahí que una buena preparación en aperturas sea imprescindible para quien pretenda llegar a algo serio jugando partidas Blitz online.

Obviamente, aplicar la técnica descrita con un nivel básico de ajedrez no tiene sentido, y es absolutamente contraproducente. Pero a nivel avanzado creo que puede ser bueno. En cualquier caso, continúo pensando que el ajedrez online bien aplicado puede ser positivo para nuestro entrenamiento.

A continuación podemos ver 75 partidas en vídeo jugadas contra oponentes entre 2100 y 2500 elo para verificar el experimento. Cualquier interesado puede poner la posición en el movimiento 15 de cada partida para comprobar cual es la ventaja. Además creo que es una fuente de información sobre cómo juegan las máquinas las aperturas. En concreto, creo que las máquinas no juegan la teoría, sino que recuerdan patrones y aplican el cálculo, y a la mínima combinación estamos perdidos porque no se les pasa ninguna (son máquinas). El juego de las máquinas en la apertura parece indicar que se puede jugar cualquier cosa que no sea un error, a la espera de que el oponente se equivoque.

Sin embargo debemos ser cautos al aprender de las máquinas, ya que hay que tener en cuenta las limitaciones de los humanos, por ejemplo, una máquina calcula multitud de variantes en cada movimiento y un ser humano no; una máquina es capaz de defender una posición en la que haya una sola variante válida y la inmensa mayoría de humanos no. Pero aún así, puedes utilizar estos vídeos para comprobar si los movimientos que hace la máquina coinciden con los que hubieras hecho, e intentar comprender el por qué de cada movimiento.

Te gustó?
Sin votos (todavía)

Biografías


Publicaciones de invitados